>



El Universal.- Hace unos meses, los medios de comunicación hicieron gran ruido en torno al caso de Ardi Rizal, un niño de dos años que tenía la costumbre de fumar 40 cigarrillos de tabaco al día.

Cuando se pensó que ya se había visto todo, en días pasados las autoridades de Ohio, Estados Unidos, anunciaron el arresto de Jessica Gamble, una mujer que filmó a su hija de dos años fumando marihuana y posteriormente subió el video a You Tube, acciones que causaron gran conmoción e indignación en la sociedad conservadora norteamericana:

“Estaría muy molesto si encontrara que alguien le enseñara a mi hija de 16 años a beber, pero es increíble que una madre enseñe a su hija de dos años a fumarse un porro. Algunas personas no deberían tener hijos”, manifestó Joe Deters, fiscal de Hamilton Country, en entrevista con la cadena CBS.

A pesar de que el suceso se denunció desde el 12 de junio, fue apenas hasta hace unos días, que se pudo dar con el paradero de la irresponsable madre de 21 años, quien en la actualidad está en prisión bajo una fianza de 10 mil dólares y podría pasar 11 años y medio tras las rejas, en caso de que fuera encontrada culpable.

Anuncios