>

Con una sonrisa tenue que iluminaba su bello rostro, la señorita Erika Marìa Córdova Chávez ingresó a la parroquia de San Francisco de Asís en Tepatitlàn, para agradecer a Dios por permitirle celebrar sus primeros quince años de vida, rodeada de la gente que más quiere.

La festejada llegó acompañada de sus padres, los señores José Luis Córdova Saavedra y Bertha Alicia Saavedra Chávez, fungiendo como padrinos Alberto Sánchez Haro, Julieta Saavedra Chávez, Guillermo Saavedra Chávez, Moisés Córdova Saavedra, Araceli Martín Nario, Alejandro Córdova Saavedra, Laura Isabel Córdova Saavedra y como chambelán de honor, el joven Cristian Ernesto García Jiménez.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante con bellas palabras le habló a la jovencita de esta nueva etapa de su vida y la exhortó a seguir visitando siempre la casa de Dios, después de estas palabras la bendijo y la felicitó por sus quince años y sobre todo, por celebrarlo en la casa de Dios.

Al final de la misa se ofreció en una terraza una muy bonita fiesta en donde la quinceañera fue muy felicitada y el bailó el vals con su chambelán, familiares y amigos.

Anuncios