>

Por Víctor Manuel Mendoza Ocampo

200 años de que se le dijo adiós a los españoles, 100 años cuando se armó una gresca entre mexicanos, todo esto quedó plasmado en un mural que fue pintado por el maestro José Guadalupe Ríos Córdova en el palacio municipal, correspondiéndole cortar el listón inaugural a la alcaldesa Cecilia González Gómez y al propio pintor.

Amigos, familiares, prensa, gente del ayuntamiento y colados se dieron cita en este acto que resulta histórico para el municipio, desde el mismo momento en que Cecilia González dio el primer pincelazo de inicio para este mural que se pintó según el maestro en tiempo récord.

Durante el acto de inauguración el maestro tepatitlense dio una explicación del mural, ya que en una pared están impregnados los personajes que hicieron posible la Independencia y de la parte de enfrente los hombres de la revolución, aunque en este cuadro revolucionario destacan con colores firmes los personajes de Villa, Madero, Zapata, Carranza, mientras que la figura de Porfirio Díaz se desvanece como un fantasma.

Sobre esto el maestro Ríos dijo que ahí se le daba vuelta a la página y dio a entender que se enfocaba a los personajes que hicieron posible la revolución, aunque habría que señalar que la revolución se hizo gracias o por desgracia a la dictadura de Porfirio Díaz, un personaje polémico, pero que también hizo grandes cosas en beneficio del país.

Y con la vehemencia que lo caracteriza, Ríos habló no sólo de estos grandes personajes, sino de gente de Los Altos que participó, como González Hermosillo, a quien lo señaló como tepatitlense, pero luego mencionó que otros afirman que era de Jalototitlan, para rematar que lo bueno fue que había sido alteño.
Ríos es un hombre que indiscutiblemente ama a su tierra y lo demuestra en el mural en donde impregnó algo de esta región, sobre todo en el ángel que se localiza en el techo con la figura del prototipo de la mujer alteña.

Pero Ríos ya se había picado; habló del águila y de la sabia serpiente y hubiese seguido dándonos una cátedra de historia si no es por la oportuna intervención de la alcaldesa al señalar que ya era hora del corte del listón, matándole por lo menos en ese momento la inspiración al maestro.
Hay que señalar que en este mural también se contó con la participación de los jóvenes artistas Carlos Torres Ríos, Oscar Gómez Hernández y Rosendo Lozano Álvarez, quienes de esta forma sus nombres quedarán para siempre grabados en las paredes del ayuntamiento… si es que no pasa otra cosa.

Anuncios