>Por Jorge Gerardo Torres Venegas

Quiero agradecerles sus comentarios en mi correo electrónico: jorgegerardotorres@hotmail.com, siendo para mí de vital importancia su participación, ya que la comunicación para que sea efectiva, debe ser de ida y vuelta. Sus ideas y sugerencias son la base para efectuar esta columna y las tomo muy en cuenta en la realización de la misma, lo mismo que los temas a elegir, para esto puede usted hablarme a un numero gratuito el: 01 800 22 109 89.

Por esta ocasión quiero tratar un tema diferente al político, por el aprecio que le tengo a un amigo, como lo es el Lic. Leonel Ortega Rua.

El domingo pasado falleció en Lagos de Moreno, Jesús Emmanuel, el hijo pequeño del Lic. Leonel Ortega Rua, Director de la UNIVA, al cual le doy mi más sincero pésame, así como a su señora esposa, la Sra. Virginia Huerta Vera y a sus hijos Julio y Elizabeth.

Aunque da tristeza normal la partida de un ser amado, al que quisimos mucho, es por otra parte la entrada a una nueva vida, una nueva dimensión, que es a donde van nuestros seres amados, los que en realidad sufrimos es los que nos quedamos en este lugar, porque ellos (lo que se adelantan en el camino), son ahora ya seres de luz, que están en otro mejor lugar.

Y tengo ahora una mayor admiración y respeto, por mi amigo el Lic. Leonel, su esposa y sus hijos, porque entendiendo, que nuestro fin no es aferrarnos a esta vida en la tierra, pudieron dejar ir libremente a su hijo, a su hermano, para que se pudiera ir a un mejor lugar, a continuar con su desarrollo espiritual.
La familia del Lic. Leonel y él mismo, tienen una gran fortaleza, por tener un espíritu firme y fuerte que los hace ver más allá, entendiendo nuestro verdadero papel en este mundo, que es el de aprender y seguir adelante, como una especie de ensayo y error, entendiendo que somos seres imperfectos y que el ir a la luz, con Dios es nuestro destino, pero antes tenemos algo que aprender, como cuando pasamos por la primaria, secundaria, preparatoria y la Universidad.

Cuando me encontré al Lic. Leonel, hace unos meses, en el hospital de León y observé su adecuada filosofía de la vida, poniendo en manos de Dios, el destino de su hijo: Jesús Emmanuel, consideré que hacia lo adecuado, porque muchas veces en la vida nos aferramos a que nuestro ser querido viva aún en las condiciones más desfavorables, pensando sólo en nosotros mismos, sin reflexionar el sufrimiento tan grande por el que está pasando y pensado en que viva la persona que queremos a costa de lo que sea y lo entiendo perfectamente porque yo acabo de perder a mi padre, el Sr. Pedro Torres Moreno y aún ahora, cuando escribo su nombre, siento una gran nostalgia y tristeza por su partida, pero entiendo que es la ley de la vida, todos venimos a este lugar, denominado la tierra, para aprender algo, algunos se van más pronto, otros un poco después, pero finalmente vamos a partir todos, porque es necesario para nuestro crecimiento espiritual.

He leído que hay otros países, en donde hasta se hace una gran comida cuando se va un ser querido al otro mundo, que lo festejan, porque es una alegría, que la gente que se quiere vaya a un mejor lugar, sin embargo, el vacío que nos queda con su partida, es algo que es muy difícil de llenar, pero cuando nos acercamos a Dios, es mucho más fácil, ya que él nos da la fortaleza necesaria para poder aguantar ese momento tan difícil por el que pasamos.

Algo que siempre es muy reconfortante, es observar cuando la gente que te rodea, en momentos difíciles de la vida, se acerca contigo, tratan de apoyarte, pero es gracias a que te aprecian y te respetan porque has sabido ganártelos con tu forma de ser, cuestión que el Lic. Leonel y su familia han logrado muy bien, por su forma de ser, sencilla y afectuosa, observé que hay bastante aprecio por ellos y creo que es algo que mitiga, el dolor que se siente con la partida de un ser querido y apreciado como lo era Jesús Emmanuel.

A través de estas líneas, le mando nuevamente al Lic. Leonel y su familia, mi más sincero pésame, deseándoles, que Dios nuestro señor les de la fortaleza necesaria en los momentos difíciles.
Por esta ocasión es todo en esta sección, gracias por sus comentarios que me realizan de toda la Región de los Altos de Jalisco.

Anuncios