>Por Georgina González Ontiveros

Preguntas del fútbol perfecto al Señor Balón

Preguntas inquietantes al Señor Balón que ni una súper mascota de casi dos metros de alto podría responder –Buenos días, el Señor Balón está abierto a preguntas pero aclara que no caerá en provocaciones. ¿Quién va primero? –¡Yo Señor! Soy un técnico muy querido por la afición y he logrado rescatar y razonablemente enderezar un equipo a base de psicología inversa y pedagogía básica, pero últimamente los resultados no se me han dado y aunque a nuestros rivales les estamos costando trabajo, normalmente terminan por ganarnos, ¿qué puedo hacer para mejorar?

–Tu caso está pelón, querido Chelís, pero todo tiene solución menos la muerte. Mi humilde consejo es que observes a tus pupilos y descubras qué los mueve ahora. Si antes era salvar la playera y funcionó, ahora deben tener otra motivación. Si se diera el caso de que su nuevo motor sea el sueldo, ya no digamos un sueldo grande, sino un sueldo real, entonces te recomiendo que practiques la hipnosis masiva porque con la directiva que tienes no creo que haya presupuesto que alcance.

–Pues me voy, faltaba más, no tengo necesidad de estar soportando esto…

–Chelís, ¡Chelís…!

–Bueno, no, mejor me quedo.

–¡Yo tengo una pregunta oh justo Señor Balón! Soy un directivo en sociedad con otros en la bella Angelópolis pero tuve algunos malentendidos con uno de mis socios y fui demandado, pero me fui a juicio y hasta el momento voy de gane. Intenté recuperar el control del equipo por las buenas pero hubo un pequeñísimo incidente y algunas personas terminaron en el bote. ¿Verdad que tú, como balón inteligente que eres, me darás la razón?

–Luego luego me agarran de su mediador, yo sólo contesto preguntas, pero está bien, quieres una respuesta justa y te la daré: Lo que tienes que hacer es buscar entre las notas por ahí del 18 de enero pasado más o menos y leer lo que dijo tu director técnico. Esa es la mejor respuesta que puedo darte. ¡El siguiente!

–Hola Señor Balón, amigo mío, cuate del alma…

–Al grano…

–Ok, ok. Ya me conoces, no soy sólo un técnico, soy EL técnico que vino a salvar a México de la mediocridad, o eso me dijeron que dijera, en fin. Mis pregunta son: ¿Por qué la gente fue tan susceptible cuando dije que estamos jodidos si en realidad estamos jodidos? y ¿es ético ponerle un toque de mercadotecnia a los partidos de mi selección nacional convocando una estrella local en los juegos amistosos que tengamos en estadios mexicanos que no sean el Azteca? Total, son amistosos, ¿qué no?

–Javier, Javier, tu situación es muy complicada. Empecemos porque alguien decidió que serías el vocero no oficial de la prosperidad mexicana pero olvidó avisarte ese detalle y tú, con tu franqueza, dijiste lo que todos ya sabemos, pero que nadie queremos recordar cuando se trata de fútbol. El fútbol es el remanso de felicidad que nos permite regresar a nuestra infancia y ver las cosas de modo simple: perdemos, estamos tristes, ganamos, somos felices, así que creo que debes guardarte tus críticas al país, porque nos haces infelices, y sobre todo a tu selección, pues cuando todo el grupo reprueba el examen, la culpa es del maestro. ¿Estamos?

–Pero yo puedo decir lo que se me pegue mi…

–¿Estamos?

–Estamos, pues

–Bien, me alegra que nos estemos entendiendo. Respecto a tu segunda pregunta, el marketing no es malo, pero no puedes ser tan obvio. Mi primo Jabulani está de acuerdo conmigo en que llamar a Vuoso fue una mala jugada que deja mal tanto a tí como a él como a la selección, porque a todas luces el motivo es publicitario y no deportivo, y eso nos hace pensar que no estás siendo profesional en tu chamba y, por lo tanto, le irá mal al Tri, y nadie quiere eso. ¿Quién te asesora? ¿El publicista de Ekar de Gas?

 –Señor Balón, ya busqué la nota que me dijiste y no la encuentro…

–¿Buscaste en ESPNdeportes.com?

–Eeeh… no…

–Pues busca ahí –Estimadísimo Señor Balón, somos directivos del equipo más popular de México y…

–¿De Chivas? No se parecen a Vergara ni a Lebrija ni a Angeliquita Fuentes

–Del América, señor…

–Aaaaah, bien, ¿qué se les ofrece?

–Verá, nos estaba yendo como en feria pero la suerte ya nos sonrió y creemos que podremos hacer un buen torneo, ¿cree que nos quedaremos con el título?

–Ustedes se creen que están en una telenovela donde el héroe padece amnesia selectiva, ustedes sufren mucho, se sobreponen a la adversidad y logran un campeonato, pero las cosas no son así. Los títulos sólo se logran entrenando y armando un equipo unido, trabajen en eso y luego hablamos.

–Señor Balón, ya encontré la nota

–¿Y qué dice?

–Dice: “Si fuera mi tema y mío el equipo ya los hubiera corrido a los dos… el objetivo primordial de los dos no es el equipo…”

–Ah, pues ahí está

–¡Chelís!

–Señores, el Señor Balón tiene que retirarse pero agradece a todos su presencia y les recuerda que el video del tema del Mundial está disponible en ESPNdeportes.com para que se aprendan la coreografía. Gracias.

ZAKUMI

La fiebre mundialista está llegando a su apogeo poco a poco y si la semana pasada estaba en medio de la prensa rosa con la presentación de la canción de Sudáfrica 2010, ahora recibimos la visita de un leopardo gigante llamado Zakumi, muy simpático y saludador, que si bien no habla, sabe darse a entender perfectamente. Particularmente soy fan de las mascotas de fútbol y me declaro fan de Zakumi que, aunque sudafricano, bailó el jarabe tapatío, hizo cuauhtemiñas y ondeó la bandera tricolor en apoyo a la selección mexicana. Gracias por venir, Zakumi.

Anuncios