>

Por Rubén Arias Barajas

Vaya para Ustedes el saludo semanal de costumbre.

Mal que mal, pero ahí vamos cerrando el presente año en cuanto se refiere al cúmulo de cosas que se fueron dando durante 2008 y que lo hicieron memorable y no precisamente por los sucesos ocurridos que han cimbrado a la nación entera y han dejado con el ánimo por los suelos a más de uno.

Y es que me refiero al creciente índice de criminalidad desatado en muchos estados de nuestro país, donde primero fue el narcotráfico y la guerra que emprendió el Presidente Calderón en contra de la delincuencia organizada, en donde como han comentado algunos, si fuera un partido de futbol, iría ganando la delincuencia aunque de ambos lados han habido buenos goles, pero el juego lamentablemente se ve muy lejos de concluir.

Por otro lado, la delincuencia organizada ha ido más lejos todavía del narcotráfico, pues existen ciudades de México en donde se está cobrando protección como en los viejos tiempos de Chicago donde exigían cuotas a los comerciantes para que les pudiera ser respetados su negocio o actividad que desempeñan, amén de los desagradables secuestros de que han sido víctimas aquí y allá varios miembros de la sociedad, con las desagradables secuelas que esto deja de por vida a toda la familia.

Como si todo esto fuera poco, todavía tenemos que sumarle al año que recién termina, la carga emocional que implica el ver la profunda depresión de que fue víctima la economía del vecino país del Norte que nos arrastró a México y otras naciones a una situación difícil con pérdida de empleos, reducción del circulante. Los pocos trabajos disponibles para las mayorías, con sueldos muy bajos que no alcanzan para que una familia pueda satisfacer sus necesidades impostergables como lo son la alimentación, el cuidado de la salud y el vestido.

En el ámbito municipal, Arandas está dejando un año en que se escucharon muchas quejas por la falta de obra de trascendencia, pero por la información que ha proporcionado últimamente el Presidente J. Guadalupe Tejeda, todo parece indicar que lo que faltaba era información adecuada y abundante para conocer que el año no fue tal malo y que sí hay obras en el Municipio, pues se ejercieron como l60 millones de pesos, claro, incluyendo las participaciones federales y estatales que se lograron conseguir a través de diversos programas.

Para el año que entra, informó el primer edil que habrá muchísima obra y de gran envergadura. Entre otras, mencionó la continuación hasta la conclusión del Libramiento Carretero Norte, cuya obra dejó estancada el anterior Presidente Municipal.

Otras importantes son la continuación de los trabajos de construcción del nuevo rastro municipal que será tipo TIF y que sin duda habrá de procesar carne en mucho mejores condiciones que la que tenemos para alimentarnos en este momento.

La carretera que va de Arandas rumbo a Manuel Doblado, será ampliada en un tramo que llega hasta el Crucero de Jesús María y también con rumbo a Santiaguito. Se terminará el Auditorio Municipal de la Colonia Mexiquito.

La carretera que comunica Arandas por la vía corta rumbo a León, también se dijo que será terminada así como la que se deriva, de ésta, con rumbo a San Diego de Alejandría, lo que significa un gran ahorro en la distancia a recorrer, pues se va para allá casi de manera directa y rápida, comunicando a ésta parte de Los Altos con el Bajío y por lo mismo facilitando el intercambio comercial de ida y vuelta con dicha zona.

La remodelación del Centro Histórico de Arandas buscando meter el cableado de manera oculta, así como la reconstrucción de la plaza principal y el jardín Manuel Ramírez Valadez, ubicado frente a la Parroquia, y para terminar con broche de oro, se dice que también el Mercado Municipal habrá de ser derrumbado para construir uno nuevo, cosa que hace mucha falta desde hace años.

La construcción de dos centros de salud más en un par de colonias de esta ciudad, será un gran apoyo para el único centro que existe hasta el momento y que es a todas luces insuficiente para atender la creciente demanda de salud de los más, pero que menos tienen.

Son alentadoras todas estas noticias y es de esperar que el tiempo alcance para poder ver, a fin del próximo año, concluidas éstas metas que se está poniendo el Presidente Municipal de Arandas.

La participación del Diputado Federal por este Distrito Dr. José Antonio Muñoz Serrano, ha sido de gran importancia para conseguir muchas cosas que Arandas necesitaba, justo es decirlo, pues ha estado muy al pendiente de las necesidades de esta zona y ha conseguido muchas cosas, amén de que su presencia en el Distrito ha sido constante y suficiente como para saber lo que está pasando en el entorno, pues no ha dejado su residencia en ésta ciudad y se le ve en muchos actos públicos al pendiente de las cosas, todos los fines de semana.

Esperamos pues que el próximo año sea de mucha actividad en la construcción de obras que beneficien a la comunidad, no solamente para paliar los efectos de la crisis económica, sino también para seguir construyendo el futuro y atrayendo el turismo que derrama beneficios económicos importantes.

Nos leeremos en la próxima entrega.

Anuncios